Derechos y deberes de los trabajadores autónomos

Derechos

Estás amparado por los derechos fundamentales y libertades públicas reconocidos en la Constitución Española, el Estatuto del trabajo autónomo y también por los tratados y acuerdos internacionales ratificados por España sobre la materia.

  • Como trabajador autónomo tienes los siguientes derechos básicos con el contenido y alcance que para cada uno de ellos disponga su normativa específica
    • Derecho al trabajo y a la libre elección de profesión u oficio.
    • Libertad de iniciativa económica y derecho a la libre competencia.
    • Derecho de propiedad intelectual sobre sus obras o prestaciones protegidas.
  • Además, tienes derecho a:
    • La igualdad ante la ley y a no ser discriminado, directa o indirectamente, por razón de nacimiento, origen racial o étnico, sexo, estado civil, religión, convicciones, discapacidad, edad, orientación sexual, uso de alguna de las lenguas oficiales dentro de España o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.
    • No ser discriminado por razones de discapacidad, de conformidad con lo establecido en el texto refundido de la Ley General de derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/2013, de 29 de noviembre.
    • El respeto de tu intimidad y a la consideración debida a la dignidad, así como a una adecuada protección frente al acoso sexual o por cualquier otra circunstancia o condición personal o social.
    • La formación y readaptación profesional.
    • La integridad física y a una protección adecuada de tu seguridad y salud en el trabajo.
    • La percepción puntual de la contraprestación económica convenida por el ejercicio profesional de tu actividad.
    • La conciliación de tu actividad profesional con la vida personal y familiar, con el derecho a suspender la actividad en las situaciones de maternidad, paternidad, riesgo durante el embarazo, riesgo durante la lactancia y adopción o acogimiento, tanto pre adoptivo como permanente o simple, de conformidad con el Código Civil o las leyes civiles de las Comunidades Autónomas que lo regulen, siempre que su duración no sea inferior a un año, aunque éstos sean provisionales, en los términos previstos en la legislación de la Seguridad Social.
    • La asistencia y prestaciones sociales suficientes ante situaciones de necesidad, de conformidad con la legislación de la Seguridad Social, incluido el derecho a la protección en las situaciones de maternidad, paternidad, riesgo durante el embarazo, riesgo durante la lactancia y adopción o acogimiento, tanto pre adoptivo como permanente o simple, de conformidad con el Código Civil o las leyes civiles de las Comunidades Autónomas que lo regulen, siempre que su duración no sea inferior a un año, aunque éstos sean provisionales.
    • El ejercicio individual de las acciones derivadas de tu actividad profesional.
    • La tutela judicial efectiva de tus derechos profesionales, así como al acceso a los medios extrajudiciales de solución de conflictos.
    • Cualesquiera otros derechos que se deriven de los contratos que hayas celebrado en virtud de tu condición de trabajador autónomo.

En este sentido según el Estatuto del Trabajo Autónomo, los poderes públicos deben garantizar la efectividad de los derechos fundamentales y libertades públicas que se te reconocen.

En cuanto al derecho a la igualdad y no discriminación por razón de sexo se estará a lo previsto en la Ley Orgánica 3/2007 de 22 de marzo para la igualdad efectiva de mujeres y hombres.

Como derechos colectivos reconocidos se contemplan expresamente en el Estatuto del trabajo autónomo el derecho de afiliación y fundación de asociaciones profesionales, concertar acuerdos de interés profesional y ejercer la tutela y defensa colectiva de los intereses profesionales ente otras actividades y el derecho a la asociación profesional.

Deberes

Los principales deberes profesionales básicos que tienes como trabajador autónomo son los siguientes:

  • Cumplir con los deberes derivados de tus obligaciones contractuales, a tenor de los mismos, y con las consecuencias que, según su naturaleza, sean conformes a la buena fe, a los usos y a la ley.
  • Cumplir con las obligaciones en materia de seguridad y salud laborales que la ley o los contratos que tengas suscritos te impongan, así como seguir las normas de carácter colectivo derivadas del lugar de prestación de servicios.
  • Cumplir con la normativa de afiliación, comunicar las altas y bajas y cotizar al régimen de la Seguridad Social en los términos previstos en la legislación correspondiente.
  • Cumplir con las obligaciones fiscales y tributarias establecidas legalmente.
  • Cumplir con cualesquiera otras obligaciones derivadas de la legislación aplicable.
  • Cumplir con las normas deontológicas aplicables a tu profesión.