PREGUNTAS FRECUENTES

¿Cómo puedo darme de alta de autónomo?

Para darte de alta como trabajador autónomo necesitas realizar los siguientes trámites indispensables:

  • Alta en la actividad en la Agencia Tributaria.
  • Cumplimentación del modelo TA521 en la Seguridad Social.

En caso de duda puedes dirigirte a tu oficina de MC MUTUAL más cercana, donde te detallarán los pasos necesarios para realizar estos trámites.

¿QUÉ ES LA TARIFA PLANA?

La tarifa plana supone una reducción en la cotización para los trabajadores autónomos que causen alta inicial en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) y no hayan estado de alta en dicho Régimen Especial en los 5 años inmediatamente anteriores. Esta medida permitirá que el inicio de la actividad como trabajador autónomo comporte el pago de una cuota mensual reducida.

  • Primeros 6 meses: 50 euros (*)
  • Meses 7 al 12: 50% de reducción
  • Meses 13 al 18: 30% de reducción (**)

(*) Importe aplicable para cotizaciones con base mínima. Si la base elegida es superior, se aplicará una reducción sobre la cuota por contingencias comunes, calculada sobre la base mínima e incluida la incapacidad temporal, equivalente al 80%.

(**) Los menores de 30 años, o mujeres menores de 35 años, podrán ampliar dicha reducción durante 12 meses más.

Los autónomos que contraten un trabajador no perderán esta bonificación de la cuota como autónomo.

Las nuevas altas en los términos antes indicados como autónomos, que además sean personas que tengan alguna discapacidad igual o superior al 33%, víctimas de violencia de género o terrorismo, podrán ampliar el periodo inicial de 6 meses a 12, pagando durante ese periodo la cuota de 50€ (o con una reducción del 80% se escogiesen una base superior a la mínima).

En los meses posteriores podrán beneficiarse de un 50% de reducción en la cuota a aplicar sobre la base mínima vigente durante un periodo máximo de 48 meses, hasta completar un periodo máximo de 5 años desde la fecha del alta.

¿DE QUÉ OTRAS BONIFICACIONES PUEDE BENEFICIARSE EL TRABAJADOR AUTÓNOMO?

Altas de familiares colaboradores

Consiste en una bonificación del 50% de la cuota durante los primeros 18 meses y de un 25% durante los 6 meses siguientes, cuando la contratación que se lleve a cabo sea del cónyuge o de familiares de trabajadores autónomos por consanguinidad o afinidad hasta segundo grado inclusive y en su caso, por adopción, siempre y cuando no hubieran estado en alta en el RETA en los 5 años anteriores.

Sustitución durante el periodo de descanso por maternidad, adopción o acogimiento, riesgo durante el embarazo, riesgo durante la lactancia natural y suspensión por paternidad

Consiste en una bonificación del 100% de la cuota del trabajador autónomo que sea sustituido durante estos periodos mediante un contrato de interinidad bonificado, celebrado con un desempleado según se establece en el Real Decreto-Ley 11/1998, de 4 de septiembre.

La duración de esta bonificación coincidirá con el periodo que dure la suspensión de la actividad por dichas causas y el contrato de interinidad de la persona sustituta.

¿Cómo puedo saber cuál es la cuota mínima y máxima que me corresponde pagar?

La base mínima de cotización de los autónomos para el año 2016 es 893,10 euros. La cuota resultante a pagar mensualmente es de 267,04 euros para la cobertura básica de autónomos.

La base máxima de cotización es de 3.642 euros mensuales para el presente ejercicio.

¿Debo darme de alta como autónomo si obtengo pocos ingresos?

Existe obligación de darse de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) cuando se realiza una actividad económica de forma habitual, personal y directa a título lucrativo.

Se entiende por:

  • Actividad: Prestación de un servicio o producción de bienes para su entrega a un tercero (cliente).
  • Habitual: Que la actividad se realiza con continuidad y no de forma ocasional o esporádica. Lo que no implica necesariamente exclusividad, pero sí que sea la actividad productiva que principalmente desempeñe el trabajador.

La superación del sueldo mínimo interprofesional constituye un índice revelador de habitualidad.

  • Personal y directa: Es preciso que el trabajador intervenga con su propio esfuerzo en esa actividad productiva.
  • A título lucrativo: Para generar ingresos.

En definitiva la norma no establece un máximo o mínimo de ingresos para darse de alta como autónomo.

¿Cuándo puedo cambiar la base de cotización?

Puedes cambiar dos veces al año la base de cotización siempre que lo solicites en la Tesorería General de la Seguridad Social:

  • Hasta el 30 de abril con efectos económicos a partir del 1 de julio siguiente.
  • Hasta el 30 de octubre con efectos económicos a partir del 1 de enero del año siguiente.

¿Cuándo puedo cambiarme de Mutua?

Puedes cambiar la adhesión a un Mutua colaboradora con la Seguridad Social cada año, pudiendo optar por este cambio hasta el 30 de septiembre con efectos 1 de enero del año siguiente.

Para realizar este cambio deberás comunicarlo a la mutua saliente antes de dicha fecha mediante escrito presentado en la misma.

¿Qué pasa si no pago una cuota de autónomo a tiempo?

El pago de las cuotas a la Seguridad Social cobra una especial importancia para los autónomos ya que si no se ingresan a su debido tiempo, puede acarrear recargos e intereses de demora del 20%.

  • Si pasado un tiempo estas deudas no son liquidadas, éstas llegarán a la Unidad de Recaudación Ejecutiva donde la misma podrá ejecutarlas y realizar embargos contra bienes privativos del trabajador autónomo.

¿Puede un autónomo contratar personal o sería necesario constituir una sociedad?

El autónomo puede contratar trabajadores de la misma manera que lo puede hacer una sociedad o empresa. Para poder contratar deberá cumplir con los requisitos legales que se establecen para ello.

Para empezar deberá ir a la Tesorería General de la Seguridad Social correspondiente al domicilio de la actividad laboral para realizar los siguientes trámites:

  • Solicitud de inscripción de la actividad como empresa en la Seguridad Social.
  • Dar de alta al trabajador en el Régimen General de la Seguridad Social.

También deberá realizar una comunicación de las contrataciones al INEM:

  • Es importante que al contratar personal se tenga claro el tipo de contrato de trabajo que tendrá el trabajador y qué bonificaciones existen así como las retenciones.
  • Las últimas modificaciones en la ley de Emprendedores recogen también bonificaciones para los profesionales autónomos que contraten personal.

¿Hay cuotas por media jornada o por horas?

Lamentablemente, no existe la figura del autónomo a media jornada o a tiempo parcial. La cuota que se paga a la seguridad social son las mismas independientemente del número de horas que trabaje el profesional, por lo que tampoco existe la posibilidad de ser autónomo por horas.

¿Se puede dar la pluriactividad en los trabajadores autónomos?

Aunque no existe la figura del trabajador autónomo a tiempo parcial, sí se contempla la posibilidad de que una misma persona esté cotizando a la Seguridad Social doblemente, por un trabajo como asalariado o por cuenta ajena y estar dado de alta como trabajador autónomo.

Esta situación se conoce o define como pluriactividad y sí se contemplan bonificaciones o deducciones en la cuota a la seguridad social para estos trabajadores.

¿Qué autónomos están obligados a cotizar por accidente de trabajo?

La cotización por accidentes de trabajo y contingencias profesionales son de carácter voluntario si bien los trabajadores autónomos económicamente dependientes TRADE, los dedicados a la venta ambulante y trabajadores autónomos pertenecientes al régimen especial del mar (REMAR), están obligados a cotizar por accidentes de trabajo.

¿Qué son los TRADE?

Son aquellos trabajadores autónomos que realizan una actividad económica o profesional de forma habitual y directa, de forma lucrativa, para un cliente del que dependen económicamente al recibir de él, al menos el 75% de los ingresos.

Además tiene que cumplir algunos requisitos:

  • No tener a su cargo trabajadores ni contratar o subcontratar parte o todo el trabajo que realiza.
  • No hacer el mismo trabajo que realizan los empleados del cliente. Se tiene que hacer un trabajo diferente, no pudiendo realizar el mismo que los trabajadores por cuenta ajena del cliente.
  • Tener una infraestructura y materiales de trabajo propios.
  • Trabajar bajo criterios organizativos propios, pudiendo recibir las indicaciones técnicas por parte del cliente.
  • Recibir un pago por el resultado del trabajo.

¿Está reconocido el accidente in itínere en los trabajadores autónomos?

Se entenderá como accidente de trabajo, el ocurrido como consecuencia directa e inmediata del trabajo que realiza por su propia cuenta y que determina su inclusión en el campo de aplicación del régimen especial.

Por tanto el accidente in itínere no estará contemplado para los trabajadores autónomos, a excepción de los trabajadores autónomos económicamente dependientes (TRADE).

¿Cómo se acoge el Autónomo a la opción de accidente de trabajo?

El autónomo para acogerse a la opción de accidente de trabajo deberá acudir a su administración de la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS) y presentar el modelo TA.0521 (de alta, baja o variación de datos en el RETA) debidamente cumplimentado antes del 30 de septiembre siendo efectivo el 1 de enero del año siguiente.

¿Puede un trabajador autónomo contratar en el Régimen General al Cónyuge?

No será posible darlo de alta en el Régimen General al no cumplir con los requisitos para ser considerado como trabajador por cuenta ajena.

En estos supuestos el cónyuge deberá siempre ser contratado como autónomo familiar-colaborador.

¿Se puede contratar en el Régimen General a los hijos?

Sí, no obstante habrá que tener en cuenta las siguientes consideraciones a la hora de contratar:

  • Con derecho a desempleo.

Igual que otro trabajador por cuenta ajena, siempre que tenga independencia económica y familiar antes de la contratación.

  • Sin derecho a desempleo.

Siempre que el hijo sea menor de 30 años.

¿Tengo derecho a la baja como autónomo?

Sí, los trabajadores autónomos tienen reconocidas las mismas coberturas y prestaciones por incapacidad temporal que los trabajadores adscritos al Régimen General de la Seguridad Social.

¿Cuánto cobra un autónomo por contingencia común?

  • Por Incapacidad Temporal (Enfermedad común, o Accidente no laboral).

Desde el 4o día al 20o: se cobra el 60% de la base de cotización del mes anterior a la baja.
A partir del 21o en adelante: se cobra el 75% de la base de cotización del mes anterior a la baja.

Mientras continúe de baja médica, y continúe de alta como autónomo debe seguir pagando la cuota de autónomo para poder cobrar esa baja médica.

  • Por accidente de trabajo (AT) y/o enfermedad profesional (EP) se cobra, desde el día siguiente al de la fecha de la baja, el 75% de la base de cotización del mes anterior a la baja. Siempre que se haya optado por esta opción.

¿Puedo cobrar el paro si tengo deudas con la Seguridad Social?

Los trabajadores autónomos no pueden pedir directamente las ayudas por desempleo si se dan de baja en su actividad, pero sí pueden solicitar la prestación por cese de actividad, el llamado “paro de los autónomos”, si han cotizado específicamente para esta prestación al menos 12 meses.

Pero es requisito imprescindible no tener deudas con la Seguridad Social para poder cobrar la prestación.

Hay que tener en cuenta que existe la posibilidad de que el trabajador autónomo tuviera un aplazamiento de cuotas en cuyo caso sería necesario estar al corriente del pago de las cuotas correspondientes.

¿Qué se entiende por enfermedad profesional del trabajador autónomo?

Se entenderá como enfermedad profesional aquella que es contraída como consecuencia del trabajo efectuado por cuenta propia. De esta forma, deberá estar provocada por la acción de los elementos y por las actividades especificadas anexo del Real Decreto 1299/2006, de 10 de octubre, que aprueba el cuadro de enfermedades profesionales en la Seguridad Social.

¿Qué se entiende por enfermedad común del trabajador autónomo?

Se entenderá como enfermedad común aquella alteración de la salud que no tenga la condición de accidente de trabajo o enfermedad profesional. Será necesario estar en situación de alta o asimilada y haber cotizado un mínimo de 180 días en los últimos 5 años. Además, será necesario estar al corriente de las cuotas. En caso de accidente de trabajo o enfermedad profesional no se exige la carencia previa. Sí se exige la circunstancia de estar al corriente del pago de las cuotas.

¿Cuánto cobra en Maternidad una trabajadora autónoma?

La prestación económica que recibirá la trabajadora autónoma será del 100% de la base reguladora correspondiente. Esta base reguladora, por regla general, es la fijada para la prestación por incapacidad temporal (IT) derivada de contingencias comunes y que toma como referencia la fecha del comienzo del descanso.

El subsidio por maternidad da derecho a la trabajadora autónoma a una prestación que tendrá una duración de 16 semanas ininterrumpidas. Éstas serán contabilizadas desde el mismo día en que comienza el período de descanso, que se establece bien en la fecha del parto (lo cual habrá que notificar en un plazo de 15 días) o bien una fecha anterior al parto si se opta por comenzar el periodo de descanso con anterioridad.

¿Cuánto tiempo tengo que cotizar para poder acceder al paro de autónomo y a cuántos meses de prestación tendré derecho?

Para poder solicitar la prestación por cese de actividad es necesario haber cotizado por esta prestación al menos 12 meses, junto a otros requisitos que especifica la Ley General de la Seguridad Social (Real Decreto Legislativo 8/2015 de 30 de octubre de 2016).

La Ley establece un sistema de cobro en función de los meses cotizados por cese de actividad, tal y como se muestra en la tabla a continuación, para los trabajadores autónomos menores a 60 años:

Período de cotización (meses) Período de la protección (meses de prestación)
De doce a diecisiete 2
De veinticuatro a veintinueve 3
De veinticuatro a veintinueve 4
De treinta a treinta y cinco 5
De treinta y seis a cuarenta y dos 6
Cuarenta y tres a cuarenta y siete 8
Cuarenta y ocho o más 12

Para los mayores de 60 años, se establece la siguiente tabla:

Período de cotización (meses) Período de la protección (meses de prestación)
De doce a diecisiete 2
De dieciocho a veintitrés 4
De veinticuatro a veintinueve 6
De treinta a treinta y cinco 6
De treinta y seis a cuarenta y dos 10
Cuarenta y tres o más 12

¿Cuáles son los motivos por los que un trabajador autónomo puede cesar en su actividad y solicitar la denominada prestación del paro de los trabajadores autónomos?

Se encontrarán en situación legal de cese de actividad todos aquellos trabajadores autónomos que cesen en el ejercicio de su actividad por alguna de las causas siguientes:

  • Por la concurrencia de motivos económicos, técnicos, productivos u organizativos determinantes de la inviabilidad de proseguir la actividad económica o profesional.

    En caso de establecimiento abierto al público se exigirá el cierre del mismo durante la percepción del subsidio o bien su transmisión a terceros. No obstante, el autónomo titular del inmueble donde se ubica el establecimiento podrá realizar sobre el mismo los actos de disposición o disfrute que correspondan a su derecho, siempre que no supongan la continuidad del autónomo en la actividad económica o profesional finalizada.

    Se entenderá que existen motivos económicos, técnicos, productivos organizativos cuando concurra alguna de las circunstancias siguientes:

    • Pérdidas derivadas del desarrollo de la actividad en un año completo, superiores al 10 por ciento de los ingresos obtenidos en el mismo periodo, excluido el primer año de inicio de la actividad.
    • Ejecuciones judiciales o administrativas tendentes al cobro de las deudas reconocidas por los órganos ejecutivos, que comporten al menos el 30 por ciento de los ingresos del ejercicio económico inmediatamente anterior.
    • La declaración judicial de concurso que impida continuar con la actividad, en los términos de la Ley 22/2003, de 9 de julio, Concursal.
  • Por fuerza mayor, determinante del cese temporal o definitivo de la actividad económica o profesional.
  • Por pérdida de la licencia administrativa, siempre que la misma constituya un requisito para el ejercicio de la actividad económica o profesional y no venga motivada por la comisión de infracciones penales.
  • La violencia de género determinante del cese temporal o definitivo de la actividad de la trabajadora autónoma.
  • Por divorcio o separación matrimonial, mediante resolución judicial, en los supuestos en que el autónomo ejerciera funciones de ayuda familiar en el negocio de su excónyuge o de la persona de la que se ha separado, en función de las cuales estaba incluido en el correspondiente Régimen de la Seguridad Social.

En ningún caso se considerará en situación legal de cese de actividad:

  • A aquellos que cesen o interrumpan voluntariamente su actividad, salvo en el supuesto previsto en el artículo 333.1.b).
  • A los trabajadores autónomos previstos en el artículo 333 que tras cesar su relación con el cliente y percibir la prestación por cese de actividad, vuelvan a contratar con el mismo cliente en el plazo de un año, a contar desde el momento en que se extinguió la prestación, en cuyo caso deberán reintegrar la prestación recibida.

¿Puedo capitalizar las prestaciones por desempleo?

El autónomo puede percibir una parte o capitalizar la totalidad del importe de la prestación que pudiera corresponderle por desempleo. Desarrollándose posteriormente en los términos que reglamentariamente se establezcan.

  • Pago único (100 %). Los que realicen una inversión pueden financiarla con hasta el 100% de la prestación de desempleo que les reste por percibir. En caso de necesitar sólo una parte, por ejemplo el 50%, el resto se irá percibiendo mediante la compensación de las cuotas mensuales de autónomos efectivamente pagadas.
  • Pagos mensuales: Los que no realicen una inversión podrán destinar el 100% de su prestación pendiente a compensación de las cuotas mensuales de autónomos.

Desde el 10 de octubre de 2015, los socios trabajadores de sociedades mercantiles de nueva creación (siempre y cuando se tenga el control efectivo de la empresa) también podrán utilizar la capitalización para aportaciones al capital social, cubrir los gastos de constitución así como para adquirir servicios específicos de asesoramiento, formación e información, en lugar de tener que dedicar el 100% de la capitalización al pago de cuotas.